El Rugby Argentino Y Otro Gran Ejemplo De Solidaridad

El Rugby Argentino Y Otro Gran Ejemplo De Solidaridad

En 1996, se desarrollaron los Juegos Olímpicos de Atlanta y con la inclusión de tres mayores de 23 años por primera vez, debutó con un triunfo en la fase clasificatoria ante Estados Unidos por 3-1 y luego empató con Portugal y Túnez, sendos 1-1. Luego, en cuartos de final, goleó a España por 4-0, y venció a Portugal por 2-0 en su llave de semifinales; en la otra, Nigeria sorprendió al derrotar a Brasil por 4-3. En la final, Argentina estuvo dos veces arriba en el marcador, aunque caería en los últimos minutos por 3-2, quedándose con la medalla de plata. En la Copa América 1995, Argentina superó la fase de grupos con victorias sobre Bolivia (2-1) y Chile (4-0), aunque en el tercer encuentro sufrió una sorpresiva caída ante Estados Unidos por 0-3. Así, Argentina acabó segundo de su grupo por diferencia de gol. El segundo lance fue ante Corea del Sur. El equipo perdió ante Brasil 0-2 pero venció a Marruecos 3-1 en Salta e Israel 3-0 en Ramat Gan. Así comienza una era en donde Argentina no logró malos resultados (1-0 a Brasil en Catar, 2-1 en Ginebra contra Portugal, un 4-2 a Paraguay, entre otros), pero que nunca logró encontrar un juego característico.

La escena se presentó como se esperaba: dominio total de Argentina y cesión de pelota y campo por parte de Estonia, una de las peores selecciones a nivel UEFA y mundial. David Beckham. En el segundo tiempo del encuentro, Inglaterra mantuvo su dominio y sumó nuevas chances de gol, mientras que Pablo Aimar reemplazó a Verón, quien había mostrado un rendimiento muy pobre hasta el momento. Pese a esto, no pudo plasmar dicho dominio en el resultado, y tras el empate en tiempo suplementario, el partido debió definirse por penales. El partido continuó sin que se convirtieran más goles y, tras jugarse los noventa minutos, debió definirse en tiempo suplementario. La defensa albiceleste se mantuvo firme hasta el minuto 89, cuando un largo balón aéreo del capitán holandés Frank de Boer encontró a Dennis Bergkamp, que maniobró alrededor de Ayala y venció al arquero Roa para enviar a Países Bajos a la semifinal, eliminando a Argentina de la competencia. En cuartos de final, Argentina se midió ante Países Bajos. En octavos de final, su contrincante fue Inglaterra, un equipo igualmente fuerte. Presionado a ganar sí o sí contra Suecia para clasificar a octavos de final, el director técnico Bielsa se vio presionado desde la prensa por el mal rendimiento de Verón en el partido contra Inglaterra y la posibilidad de hacer que Batistuta y Hernán Crespo jugaran juntos.

En la tanda de penales, Argentina ganó por 4:3, después de que Ayala anotara el punto decisivo para clasificar a cuartos de final, con una gran actuación del portero Roa. Por un periodo de tiempo, Argentina tuvo una ventaja, pues los neerlandeses estuvieron con un hombre menos con la expulsión de Arthur Numan después de su segunda falta hacia Simeone; pese a que Batistuta reventó el poste derecho de Edwin van der Sar, quién solo atinó a quedarse parado ante el inminente gol que no fue, el conjunto argentino era incapaz de tomar la oportunidad y de romper el empate antes de que ellos también tuvieran un jugador menos en el campo de juego, ya que Ortega recibiría dos amarillas consecutivas, la primera por simular un falta en el área chica, la segunda después de un cabezazo al portero holandés Edwin van der Sar. Seis minutos después, el joven Michael Owen obtuvo la pelota tras un mal pase a Roberto Ayala para anotar un gran gol tras su esfuerzo individual, pero antes de que terminara el primer tiempo, un tiro libre de Javier Zanetti puso el 2-2. En el complemento, el inglés David Beckham fue expulsado después de una patada a Simeone, con el resultado sin cambios hasta el final de la jornada reglamentaria y la prórroga.

Los estudios determinaron que el joven inglés no tenía comprometida la médula ni otros inconvenientes pero por la gravedad de la fractura debía permanecer internado en terapia intensiva hasta determinar si debía ser operado o podía viajar para ser atendido en su país. El polémico entrenador utilizaba un esquema de juego poco apto para las costumbres de los jugadores argentinos pero lograba resultados positivos y contundencia en su juego a pesar de no ser vistoso para el gusto futbolístico nacional. En octubre de 1998, Marcelo Bielsa asumió como el entrenador nacional, en reemplazo de Daniel Passarella. Bielsa arriesgó en el aspecto táctico con una formación habitual de 3-4-3, inédita hasta entonces para Argentina: atacar en espacios cerrados y defender a veces en zonas abiertas, para multiplicar las situaciones de gol y tener la posesión del balón, basándose en un ataque permanente y una presión alta y constante, exigiendo esfuerzos físicos intensos y coordinados. En el esquema de Bielsa resultaron clave jugadores como el mediocentro Juan Sebastián Verón, el defensa Roberto Ayala, y los delanteros Ariel Ortega y Hernán Crespo. Argentina ganó los dos primeros partidos como visitante a Perú (1-0 en Lima) y Paraguay (3-1 en Asunción) pero perdió ante Colombia 2-1 en Barranquilla.

Si tiene alguna pregunta sobre dónde y cómo utilizar camiseta argentina , puede llamarnos a nuestro propio sitio de Internet.